Mientras Wanda Díaz Merced estudiaba Física en la Universidad de Puerto Rico, una retinopatía diabética la dejó completa y permanentemente ciega. Aun así, su interés por las estrellas fue mayor y no sólo completó esa carrera, si no que además complementó sus estudios con un doctorado en análisis de datos del espacio en la Universidad de Glasgow.

Actualmente, Wanda trabaja en el Observatorio Astronómico de Sudáfrica en Ciudad del Cabo y a través del sonido ha logrado estudiar el movimiento de las estrellas, utilizando una antena que permite transformar las medidas obtenidas por los satélites mediante la conversión de las curvas matemáticas a sonido.

Con esta tecnología, la astrónoma visitó a los alumnos del Colegio Santa Lucía de Fundación Luz, y con una estrategia de preguntas y reflexiones invitó a los niños a interesarse en la investigación del sistema solar.