La detección oportuna de trastornos visuales, como baja visión o ceguera, es fundamental para el desarrollo e inclusión social de los niños. Por esta razón, Fundación Luz firmó un convenio de trabajo para implementar el programa “Atención Temprana Ambulatoria” en los párvulos que asisten a las salas cunas y jardines infantiles del Hogar de Cristo.

Un equipo profesional de la Fundación compuesto por un coordinador, educadora de párvulos, terapeuta ocupacional, psicóloga y kinesiólogo, atenderán una vez  la semana a los niños que  tengan baja visión o ceguera en los establecimientos que se determinen.

Además, se entregará capacitación y orientación a los profesionales del Hogar de Cristo y familiares de los menores, para que cuenten con las herramientas necesarias en cuanto al manejo y metodología de trabajo en niños y niñas con discapacidad visual.