Liderados por su director, Cristóbal Rojas, un cuarteto de músicos de la orquesta Sonidos de Luz, participó en el acto de lanzamiento de un innovador proyecto cultural que permitirá que las personas ciegas puedas acceder a valiosas piezas artísticas, que son parte del paisaje urbano del Santiago Patrimonial.

Manos a la Pared es una iniciativa ejecutada por la Asociación para la Cultura Inclusiva Mu.Cho y apoyada por la Municipalidad de Santiago, y que a través del tacto y la audición derriba las barreras que limitan el acceso a la cultura para aquellas personas que tienen limitaciones visuales.

El circuito, accesible a través de la aplicación móvil Lazarillo, considera la traducción a placas táctiles y Braille, de seis murales ubicados en el Barrio Bellas Artes y Lastarria. Entre las obras consideradas se encuentra “La Debutante” de Roberto Matta, ubicada en la fachada exterior del Museo de Artes Visuales MAVI.