En el año 1924 un grupo de jóvenes amigas, motivadas por Ester Hunneus, más conocida como Marcela Paz, fundaron la “Sociedad Protectora de Ciegos Santa Lucía”, y a los pocos años construyeron en 1936 el “Hogar de Ciegos Santa Lucíaubicado en la comuna de San Miguel.

Resultado de su trabajo fue el prestigio alcanzado que lo convierte, hacia fines de los años 40, en el primer establecimiento para ciegos de América Latina.

Desde 1950 y por casi  50 años, la obra fue liderada por la Señora Alicia Cañas Zañartu, quién con su dedicación y esfuerzo logró generar las condiciones para consolidar y proyectar el trabajo de la Fundación.

Siempre fue acompañada por parientes y amigas que transmitieron a sus descendientes esta preocupación por la población ciega y de baja visión, los cuales ocupan actualmente gran parte del directorio.

Hacia fines de los años 90, asume y lidera como presidente de la Fundación don Osvaldo Pérez Campino, quien como sobrino de Alicia Cañas fue elegido por ella para esta nueva etapa, en la que comienza un proceso de modernización en la gestión y redefinición de su misión a fin de responder a los requerimientos del mundo globalizado del Siglo XXI.

Después de 10 años, donde se consolidan los programas de la Fundación, y el orden de su situación patrimonial, lo sucede don Antonio Eguiguren Ortúzar, quien continúa con las modernizaciones.

La necesidad de mejorar infraestructura y modernizar los equipamientos hace que el año 2008 se construya un nuevo colegio, en La Cisterna, con altas normas de calidad para atender los alumnos, incorporándose la más moderna tecnología pedagógica.

Actualmente la Fundación da educación a más de 150 alumnos, tiene un programa de estimulación temprana, un programa ambulatorio para el adulto mayor,  una academia de música, talleres de masoterapia, amasandería e informática, promueve el deporte, se preocupa de la inserción laboral de las personas con discapacidad visual y está preocupada de llegar a lo largo de Chile con sus conocimientos y experiencia en la educación de la ceguera.

Su actual presidente Sr. Manuel Labra concluye, “hoy se continúa con planes y programas que permitan, de la mejor forma posible, insertar a la población ciega y de baja visión en la sociedad”.