LA IMPORTANCIA DE UNA DETECCIÓN PRECOZ DE LA CEGUERA

Sin duda una detección precoz de algún grado de discapacidad visual es algo fundamental para lograr la inclusión social y laboral de una persona ciega o baja visión a lo largo de su vida.

Como Fundación Luz estamos convencidos que la salud visual es clave desde los primeros meses de vida. Por esta razón, trabajamos permanentemente con diversas instituciones del estado, educacionales y de salud con el fin rehabilitar y capacitar a quienes lo necesiten. El año 2018 se firmó un convenio marco con OCULAB, Laboratorio de Innovación Social en Discapacidad Visual de la Universidad Católica, instancia que permitirá promover iniciativas y proyectos de investigación en favor de la ceguera o baja visión.

A través de nuestro programa Atención Temprana Ambulatoria, que atiende niños desde los 3 meses hasta los 4 años tanto en sus jardines infantiles como en sus domicilios, es posible otorgar todas las herramientas que permitan su integración a la sociedad.  Durante el año 2018 fue posible iniciar el trabajo con 17 niños con discapacidad visual.

Además, se realiza un trabajo conjunto con los jardines infantiles de JUNJI, INTEGRA y Hogar de Cristo ya que, a través de un convenio, estas instituciones nos informan la detección de un niño ciego o baja visión para iniciar el trabajo tempranamente con el menor, las educadoras y sus familias. Esta atención permite entregarle todas las competencias para que el niño y su entorno queden capacitados en cómo enfrentar su diario vivir.

A su vez, contamos con un programa de Estimulación Temprana en el Colegio Santa Lucía el cual es atendido por un equipo multiprofesional de educadoras diferenciales, terapeutas ocupacionales, psicólogos, fonoaudiólogos y kinesiólogos. Cada jornada, está dividida en tiempos de estimulación integral y es enriquecida con la intervención diaria de un especialista en música. La presencia permanente de uno o más miembros de la familia es un requisito de atención ya que realizan un trabajo colaborativo junto a los profesionales y reciben apoyo en talleres diseñados de acuerdo a sus intereses y necesidades. El apoyo a la familia es clave en nuestro programa y es en ese contexto que las educadoras, la terapeuta ocupacional y la asistente social realizan visitas domiciliarias para optimizar el trabajo conjunto.

La detección precoz de la discapacidad visual es clave para entregar todas las herramientas necesarias que permitirán a una persona ciega o baja visión lograr la plena inclusión. Así este Programa es la base para la formación que otorga Fundación Luz.