Conmemoración Día Mundial del Glaucoma: Controles anuales son clave para evitar la pérdida de visión

Desde Fundación Luz, entidad líder y pionera en educación y capacitación para personas ciegas o baja visión, hacen un llamado a la prevención mediante controles oftalmológicos.

 

Este 12 de marzo se conmemora el Día Mundial del Glaucoma, fecha en que se pretende concienciar a la población sobre la importancia de las revisiones oftalmológicas y del diagnóstico precoz de esta enfermedad, que es la segunda causa de ceguera irreversible, después de la diabetes, a nivel mundial.

En esa misma línea, la encargada del Programa de Rehabilitación de Fundación Luz, Daniela Osorio hace hincapié en la importancia de la prevención de esta enfermedad. “Para favorecer la prevención es importante realizar controles visuales periódicos, o bien, ante cualquier situación anómala en la visión no dejar pasar mucho tiempo para consultar al médico, ya que en esta patología el tiempo es clave para retardar al máximo la pérdida del campo visual, inclusive si hay alguna alteración repentina lo mejor es acudir a la urgencia”.

Según cifras históricas, en Fundación Luz han tenido un 2,6% de infantes con Glaucoma siendo la quinta patología más frecuente en niños. En usuarios adultos las cifras alcanzan el 15,1% y es la primera causa de consulta. En tanto, en la actualidad los casos de infantes con Glaucoma han aumentado en un 6,3% y en adultos un 16,8%.

Daniela Reyes (33 años) usuaria del Programa de Rehabilitación de la fundación, quien es asistente ejecutiva bilingüe y actualmente trabaja como asesora de inclusión y discapacidad en una consultora de recursos humanos, a los 20 años perdió la visión de su ojo izquierdo producto de un desprendimiento de retina y desde hace tres le diagnosticaron glaucoma lo que hoy la tiene con baja visión.

Daniela ingresó a Fundación Luz en marzo del año pasado donde desarrolló terapias psicosociales hasta enero de este año. “Hace bastante tiempo que conocía la labor que realizaba la fundación, pero nunca me había atrevido a pedir ayuda. La verdad que tenía problemas en asumir la discapacidad. Asumir que vas a necesitar ayuda y que perderás la independencia. Pero cuando decidí ir a Fundación Luz viví un importante cambio. Durante el tiempo que estuve en rehabilitación aprendí muchas cosas y me entregaron las herramientas para poder tener una mejor calidad de vida. Hoy me siento más segura cuando salgo sola a la calle, más independiente. Estoy más empoderada con mi discapacidad”, contó Daniela.

El no contar con una rehabilitación adecuada derivaría, además de afectar a todo el entorno familiar, en una serie de problemas, principalmente emocionales para la persona que ha perdido la visión. Daniela Osorio se refirió a la importancia de buscar ayuda profesional a tiempo. “Al no saber cómo seguir realizando sus actividades cotidianas, muchas de estas personas abandonan sus estudios y principalmente sus empleos, derivando en problemas económicos serios, sin saber que gracias a la Ley de Inclusión laboral las empresas pueden realizar mejores adecuaciones para los puestos de trabajo. El asesorarse a tiempo es posible prevenir varias de las situaciones antes mencionadas”.

Finalmente, la profesional realizó una invitación a las personas que han perdido la visión producto del glaucoma. “En nuestro programa de Rehabilitación de Fundación Luz, un equipo profesional capacitado en el área, otorga la atención que estas personas necesitan, ayudándolos a recuperar la funcionalidad para que logren llevar a cabo las habilidades diarias, mantenerse activos, lograr una vida independiente, y de esa forma contribuir a una mejor calidad de vida”.

Cabe destacar que tanto el Programa de Rehabilitación como el de Atención Temprana, al igual que los cursos de la fundación, son gratuitos para sus usuarios, asegurando así el acceso de la población ciega a más herramientas que potencien su inclusión.

cerrar