Fundación Inspira construye Jardín Sanador en Colegio Santa Lucía de Fundación Luz

Este proyecto comenzó gracias al voluntariado corporativo de DirectTV, liderado por Pamela Guajardo, el año 2019 quienes, junto con Fundación Inspira, desde el principio sabían que sería un gran desafío pero el proyecto social de Fundación Luz hacia la comunidad, los motivó por completo.

“El poder de la naturaleza sobre las emociones del ser humano es objeto de investigación científica. Los efectos de exponerse a espacios con floración, árboles, zonas curvas, luz natural, entre otros elementos, activan los sentidos, favorecen un mejor ánimo y contribuyen al proceso de recuperación de las personas” señalan desde Fundación Inspira. El objetivo de esta fundación es recuperar lugares al interior de los recintos hospitalarios o educacionales, para convertirlos, junto a las comunidades, en un Jardín Sanador.

En el caso del Colegio Santa Lucía, el jardín sanador se diseñó como un espacio al estilo sala de clases. En su diseño participó la paisajista Magdalena Pérez de Arce. El lugar cuenta con un espacio al aire libre para jugar, aprender y tener consciencia del poder transformador que significa conectar con la naturaleza.

No fue una tarea sencilla. La pandemia detuvo las opciones de financiamiento y todo se puso cuesta arriba. El proyecto inicial no pudo ser finalizado por falta de recursos pero fue posible concretarlo gracias al apoyo de la empresa privada.

Finalmente, y con perseverancia lograron terminar la construcción del primer Jardín Sanador para el Colegio Santa Lucía de Fundación Luz, que beneficiará a más de 110 personas ciegas o baja visión. Los niños y adultos con discapacidad visual encontrarán en este espacio su lugar de clases y además, un espacio de contención y alivio.

El concretar este proyecto como siempre fue un trabajo colaborativo. Esta vez junto a un equipo humano extraordinario que trabaja con el corazón: Daniela Casanello, paisajista; Ecoplan y Claudia Cansino, de la constructora San José.

Se pudo avanzar mediante el apoyo de la empresa privada quienes se la jugaron por concretar esta iniciativa. Destacamos a UPS Chile, un aliado de Fundación Inspira. Un pilar importante fueron las gestiones de Lorena Santibáñez que permitieron obtener los recursos necesarios.

Cada recurso fue utilizado pensado en cada uno de los potenciales “habitantes” de este mágico lugar. Podemos decir con orgullo que crecimos en este proyecto. Sin todos ellos, imposible haber llegado a concluir este gran sueño.

Hoy, en 2021, aún en contexto de pandemia, cobra más sentido que nunca poder contar con un Jardín Sanador para el desarrollo y contención para una comunidad escolar completa.

“Infinitas gracias a la confianza depositada por el Colegio Santa Lucía hacia nosotros. Ahora queda crear un voluntariado corporativo junto a la comunidad para mantener y hacer cada día más propio el que es, a contar de hoy, su propio Jardín Sanador. ¿Qué mejor para iniciar este 2021?” comentan finalmente desde Fundación Inspira.

cerrar